Easyviajar ha escogido Viajar desde casa y Conoce España desde Casa como dos de los mejores blog de su selección

Translate

Buscar este blog

miércoles, 4 de junio de 2014

Turismo fluvial por España

¿Sabías que en España existen bellísimos cauces fluviales navegables a lo largo de los cuales se pueden descubrir verdaderas maravillas naturales?

Aunque el turismo fluvial no posee todavía la popularidad de otros países de Europa, en gran parte porque la Península Ibérica no dispone de tantos tramos navegables, poco a poco esta modalidad de turismo va adquiriendo más adeptos. El Tajo, el Guadiana, el Guadalquivir, el Ebro o el Ulla son algunos de los cursos fluviales que se pueden recorrer en barco. Además, uno de los grandes atractivos es que en muchos de ellos se realizan visitas guiadas y se degustan las especialidades gastronómicas de la zona.

Guadalquivir 
Si en tu próxima escapada tienes la intención de visitar Sanlúcar de Barrameda, no pierdas ocasión de, además de conocer los encantos histórico-artísticos de esta preciosa ciudad gaditana, acercarse hasta uno de sus barrios más populares: el Bajo de Guía, barrio marinero por excelencia y uno de sus enclaves gastronómicos. Pues bien, desde aquí parte el barco Real Fernando, una embarcación que remonta el río unos 14 kilómetros para adentrarse en uno de los parques naturales más importantes de España: Doñana. 

La travesía dura tres horas y media y se realizan dos escalas guiadas: la primera, en La Plancha (donde se visita un asentamiento tradicional) y, la segunda, en Las Salinas, que limita con el parque natural del Pinar de la Algaida, donde viven una gran cantidad de especies de aves. 

Y, si todavía te quedan ganas de seguir aprendiendo, de vuelta a Bajo de Guía, tendrás ocasión de ver un documental sobre la fauna y la flora de Doñana en la magnífica sala de audiovisuales del propio barco.






Duero 

Tienes que viajar hasta la localidad salmantina de Corporario, desde allí tiene tres posibles itinerarios en barco: una ruta a lo largo de la desembocadura del río Uces; por la presa de Aldeávila y, finalmente, el que llega hasta la ermita de Pereña. 

Suelen durar unas dos horas y media y cualquiera de ellos es una excelente oportunidad para conocer la impresionante orografía que atraviesa el Duero, entre cañones y gargantas. Todas las excursiones cuentan con guías especializados, que explican la flora y la fauna de esta parte de España. Un dato curioso: en la presa de Aldeávila se rodaron algunas escenas de la célebre película Doctor Zivago.

Desde Vega de Terrón, en Salamanca, desde donde el río Duero es navegable hasta su desembocadura en Oporto. Portugal, es el clásico crucero por este río.




Canal de Castilla
El Canal de Castilla, entre las provincias de Palencia y Valladolid, fue construido en el siglo XVIII, durante el reinado de Fernando VI,  y  pretendía unir las capitales castellanas (Burgos, Palencia y Valladolid) con el puerto de Santander mediante una red de canales navegables que facilitara el comercio y el tránsito de mercancías. Aunque inconcluso, quedan  207 kilómetros de cauce navegable, divido en tres ramales diferentes en forma de Yque unen las poblaciones de Medina de RiosecoPalenciaValladolid Alar del Rey49 esclusas salvan los 150 metros de desnivel entre las poblaciones  Los dos caminos de sirga a lo largo del canal, por los que circulaban las reatas de mulas tirando de las barcazas en ambas direcciones, permiten recorrerlo íntegramente a pie, en bicicleta, a caballo o en piragua (salvando las esclusas). 




Lago de Sanabria (Zamora)
Descubre el lago de origen glacial más grande de la Península Ibérica, , conociendo la flora, fauna y geología del Parque Natural de Lago de Sanabria



Río Ebro - Riba-Roja d Ebre (Tarragona).
Para los más aventureros, también existe la posibilidad de alquilar un barco durante un fin de semana para disfrutar en libertad y al ritmo que cada uno se marque de uno de los entornos naturales más bonitos de España. El viaje transcurre a lo largo de los 40 kilómetros que existen entre Riba-Roja d´Ebre (provincia de Tarragona) y Mequinanza (provincia de Zaragoza). Si su preocupación es cómo pilotar una embarcación, no tiene de qué preocuparse, es tan fácil que cualquier miembro de la tripulación (los barcos tienen una capacidad que va desde los seis a los ocho pasajeros) puede ponerse manos a la obra; de cualquier manera, los asistentes de la empresa que lo organiza, Badia Tucana, le darán las explicaciones pertinentes para que no tenga ningún problema. 

Por supuesto, los barcos están perfectamente equipados, hasta el punto que muy bien podrían considerarse casas flotantes con todo lujo de comodidades (cocina, camarotes, cuartos de baño, amplios salones, calefacción...) para que la vida a bordo sea confortable. Y todo ello se completa con un libro de a bordo para resolver cualquier problema técnico que se presente y, como no podía ser menos, toda la información turística que pueda necesitar para disfrutar de un entorno natural que cuenta con espacios que permanecen todavía vírgenes.

Visto lo visto, está claro que no hace falta salir de España para disfrutar de una forma diferente de viajar.

Uno de los embarcaderos en Riba-Roja d´Ebre 

Ría de Arosa y río Ulla (Pontevedra)
Se puede descubrir la belleza de la Ría  de Arosa y el río Ulla a bordo de un barco.

Si te apetece no solamente dar un paseo en barco, sino además conocer los fondos marinos de la ría de Arosa y, por supuesto, darte un festín gastronómico degustando los mejillones que se producen en esta parte de Galicia, embárquete en un crucero de la empresa Ulla-Turimaes, que parte del puerto de la localidad de O Grove. 

La peculiaridad de esta excursión es que el catamarán posee un casco transparente, de manera que el viajero descubrirá la riqueza de los fondos de la ría, al mismo tiempo que podrá conocer las granjas de cultivo submarino donde se producen las ostras, las vieiras y mejillones más famosos (y deliciosos) de España. 

Y para quienes quieran combinar el placer de conocer nuevos paisajes al mismo tiempo que revivir las tradiciones más ancestrales, se puede realizar la llamada ruta jacobea marítimo-fluvial, que recorre los pueblos ribereños de la ría y el río Ulla. La navegación transcurre, primero, por la ría de Arosa hasta llegar a la localidad de Carril, donde se inicia la navegación fluvial por el Ulla con destino a Padrón. Y este itinerario no es ni más ni menos, y según cuenta la tradición, que el camino que siguieron los restos del apóstol Santiago desde Palestina.




Río Tajo - Aranjuez (Madrid)
Muy cerca de Madrid, en la histórica localidad de Aranjuez, podrá revivir a bordo de un barco el mismo recorrido que hacían los monarcas españoles en falúas a lo largo de un tramo del río Tajo. El viaje dura 45 minutos, parte del Puente de las Barcas y permite conocer desde el embarcadero Real a los maravillosos Jardines del Príncipe o la Casa del Labrador. Todo el trayecto está comentado por un guía que explica con todo detalle la historia de este Real Sitio, que está enclavado en un entorno natural que ha sido declarado por la Unesco Patrimonio Mundial de la Humanidad. 

Además de la historia que rodea a los jardines de Aranjuez, también podrá aprender un poco más sobre la flora y fauna que vive en las riberas del río Tajo.

embarcadero del Jardín del Principe




No hay comentarios:

Publicar un comentario