Easyviajar ha escogido Viajar desde casa y Conoce España desde Casa como dos de los mejores blog de su selección

Translate

Buscar este blog

martes, 24 de julio de 2012

De paseo por León - España

Una vuelta por León, sus monumentos, sus calles, sus parques, sus fuentes.

Una forma de conocer León, para los que no pueden o quieren visitar la ciudad de León.



ENTIERRO DE GENARÍN - LEÓN (Semana Santa)

Cada año en la noche de Jueves Santo, miles de leoneses toman el casco antiguo de la ciudad (el popular Barrio Húmedo) para celebrar el entierro de Genarín, la procesión ruidosa, bufa y borracha por antonomasia. Este popular desfile pagano, que se celebra a partir de la medianoche, no tiene convocatoria precisa y tampoco aparece en el programa oficial de las fiestas, pero cada año logra congregar a millares de leoneses que beben orujo sin tregua.

La singular procesión conmemora la muerte de un pellejero, borracho, pendenciero, amante del orujo y los burdeles que en la noche de Jueves Santo de 1929 murió atropellado por el primer camión de la basura que hubo en León, mientras realizaba sus necesidades primarias. Con el paso de los años, la ronda de fieles, muy escasa al principio, se ha ido masificando, aunque en época franquista llegó a estar prohibida y los participantes clandestinos fueron perseguidos. Aún hoy, hay gente que piensa este ritual como una burla intolerable hacia la semana santa.

El rito, que este año llegó a su 78 aniversario, comienza recordando la tradición y bendiciendo con orujo a los nuevos cofrades. Luego la comitiva se dirige a la Plaza del Grano para iniciar el recorrido por las calles que, según la tradición, frecuentaba el pellejero. Un tonel de madera adornado con flores y velas marca el paso, a la vez que se corean consignas como: "Genarín, valiente, queremos aguardiente", "Hombre pequeño de gran pitilín, San Genarín", "Genaro, si t'estrujo, saco buen orujo", etc...

El recorrido continúa hasta llegar al punto exacto donde feneció. Allí el hermano colgador de la cofradía de Genarín trepa la vieja muralla de León y hace la ofrenda: laurel, queso, una hogaza de pan, naranjas, una botella de orujo, y los siguientes versos:

Y antes de ser declamadas para gloria de este mundo,
Siguiéndote en tus costumbres, pues nunca ganasteis lujos,
Bebamos a tu memoria una copina de orujo,
Que fue lo que más chupaste antes de ser difunto.




San Froilán

El patrono de la Diócesis de León, San Froilán celebra sus fiestas por el mes de Octubre (del 4 al 12, aproximadamente) y en ellas el Barrio Húmedo es uno de los puntos importantes en estas celebraciones.

Estas fiestas se caracterizan, a parte de las otras que se celebran en la ciudad, por recoger gran parte del folclore y tradiciones más populares de León, como son los carros engalanados y los pendones, entre otras.

Son unas fiestas de marcado carácter popular y cultural, que las diferencian de las otras fiestas de la ciudad (las de San Juan y San Pedro).

El Domingo anterior a San Forilán, es tradicional la celebración de "Las Cantaderas"  o también conocidas como el Foro y Oferta.

El desfile de pendones se puede ver el domingo anterior a la festividad de San Froilán ( 5 de Octubre), y se celebra todos los años; sale de la plaza de Guzmán, por las calles de León, Catedral, Barrio Húmedo, terminando su recorrido en la Plaza del Grano.

BARRIO HUMEDO. FIESTA Y TAPEO

El Barrio Húmedo de León es uno de esos lugares en los que se conjugan, las edificaciones de valor histórico arquitectónico y la gastronomía.

Este barrio leonés de aspecto medieval, está ubicado en pleno casco histórico, de calles estrechas que pasan de pronto a sorprenderte con un ensachamiento que constituye una plaza, en el que a la vuelta de una esquina te vuelve a sorprender una construcción sacra o un edificio civil, pues no sólo es destacable su aspecto comercial, sin que éste deje de ser importante y causa de la animación de sus calles, lo que realza su encanto.

Si bien la calle ancha está salpicada de detalles por doquier, por supuesto obviando la magnífica catedral leonesa, que merece un capítulo para ella sóla,  de entre sus calles me quedo con la Calle de la Rúa para las horas más tempranas del día, mientras que para las horas nocturnas prefiero alguna de las calles cercanas a la bulliciosa Plaza de San Martín.

De entre sus plazas me quedo con la empedrada Plaza del Grano, que parece querer transportarnos a otra época. En la que además se dan cita la trasera de la Iglesia de la Virgen del Camino, y es presidida por una fuente con dos niños y una columna con motivos heráldicos. En esta misma plaza podemos encontrar un crucero de piedra tan típico por tierras castellanas.

Pero centrémonos en el origen del nombre de este singular barrio, que no es otro que la gran oferta de ocio que la vertebra, y por tanto es el lugar apropiado, para mojarse, pero por dentro.

Lo habitual en sus bares es degustar algún bueno vino de cualquiera de las denominaciones castellanas o de la cercana Rioja, acompañandolo de las exquisitas tapas que nos ofrece su gastronomía, como las inevitables pero sabrosísimas cecina, chorizos o morcilla, e incluso alguna más elaborada.

Pero aquellos a los que no guste del picoteo, también pueden disfrutar del típico cocido leonés, arroz al estilo comarcal o pimientos del Bierzo asados, entre otros manjares.

El aspecto comercial y turístico se aunan en las primeras horas del día para convertir sus calles en hormigueros, mientras que el turismo pasa a aliarse con la gastronomía en la tarde noche, para que el ambiente no cese en este maravilloso lugar.

Salir de tapas por el Húmedo es salir a disfrutar de un buen vino o unos cortos. Los cortos son conocidos por los leoneses como unos pequeños vasos de cerveza o vino de la casa, acompañados por una suculenta tapa (gratis).

Entre los lugares que yo destacaría y recomendaría del Húmedo:

En la Plaza San Martín, centro neurálgico del barrio, encontramos la gran mayoría de bares/mesones y los más conocidos. Empezaría recomendando el Llar, donde su tapa estrella son unas patatas aliñadas con una salsa de ajo y queso acompañadas de croquetas o rabas de calamar, deliciosas ambas. Junto a este bar, encontramos el Rebote, famoso bar del Húmedo con una elevada variedad de croquetas gigantes de diferentes sabores. En esta plaza encontramos otros como el Jabugo, Botijo, la Taberna San Martin (también conocida como el huevo frito, ya que su tapa estrella es Huevo frito con picadillo), el Latino, Bacanal… Entre las callejuelas que rodean esta plaza, quizá los lugares que yo más recomendaría son el Gaucho (cuatro tapas a elegir, patatas gaucho, patatas con picadillo, sopa de ajo y gaviotas), la Parrilla del Húmedo, la Competencia (Pizzería fabulosa donde además de restaurante es bar y su tapa estrella, como no, es la pizza), Mr. Rodríguez (la tapa son alitas de pollo rebozadas con patatas bravas), la Patata (tapa de patatas bravas muy picantes)… y un largo etcétera. Necesitaría muchísimo tiempo para describir y enumerar los bares del Barrio Húmedo.

Ver FOTOS del Barrio Humedo

Más información: 
Qué hacer en León
Qué ver en León
Dónde dormir en León

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog